En mi asesoramiento en Estrategias y Previsiones estoy totalmente seguro de que muchas de las personas  que lean este artículo y tengan la oportunidad de mejorar, cambiar el rumbo de sus vidas y lograr el éxito y la felicidad no lo harán.

Este es un comportamiento que no es fácil de entender, sin embargo es así. Eminentes pensadores y filósofos han comentado ese afán o tendencia del ser humano a destruirse a sí mismo, a comportarse de una manera opuesta, ilógica o en contra de sus propios deseos y planes que le harían exitoso y feliz.

Además existe  una sensación que básicamente la manifiestan personas que no tienen Misión, Visión ni objetivos. En estos tiempos es algo que abunda en la humanidad; es la sensación que muchas personas tienen al comenzar el día, pues sienten la desventura de sus propias vidas. El escritor estadounidense “Ray Bradbury” lo explica así:

“Todas las mañanas, salto de la cama y piso una mina. La mina soy yo. Después de la explosión, me paso el resto del día juntando los pedazos.  Ahora les toca a ustedes. ¡Salten!”                  “Ray Bradbury”.

Los especialistas que estudian la conducta del ser humano indican que existe un componente destructivo en las personas, que se manifiesta a través del comportamiento que tienen hacia los demás y hacia sí mismos.

En los años de experiencia que llevo  asesorando a líderes  he podido constatar que personas que aparentan ser ejemplares, que percibimos como triunfadores,  también tienen miedo a ser exitosos. Una de las razones que les lleva hacia ese miedo al éxito es el pensar que algún día pueden perder ese status, felicidad, reconocimiento y éxito que desean obtener.  La sensación de inseguridad que les embarga al pensar que lo pueden perder se transforma en  miedo a conseguirlo o lograr el éxito.

Aunque debo decir que no todas las personas sienten ese miedo con el mismo grado o intensidad, incluso debo decir que sólo son algunos los que saben gestionar el miedo y superarlo porque desean de manera enérgica y contundente el éxito en sus vidas.

Conozco muy bien ambos perfiles y trabajo con ambos tipos de líderes y empresarios.

También tengo que decir que se puede analizar este tipo de miedo al éxito desde el esquema natural del perfil, carácter y temperamento de la persona para poder gestionarlo de tal manera que sea un aliado y no un enemigo en tu camino al éxito.

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest