*La intuición es una herramienta para percibir el futuro. La intuición nace desde tu estómago.

La intuición en los negocios no se ve, no se escucha, no se toca, se siente.

Los líderes y negociadores más expertos, al igual que los empresarios y emprendedores, principalmente los del oriente y Asia, dicen que no toman decisiones si antes no han sentido esa sensación  o cosquilleo en el estómago, que les hace activar su intuición.

Es lógico entender que las personas de esta zona del globo terrestre son descendientes de una cultura por excelencia “intro” (hacia adentro)  y no de la “extra” (hacia afuera); es decir,  en sus genes llevan el hábito inconsciente de la interiorización y la búsqueda de respuestas dentro de sí mismos, mientras que los “extra” buscan las respuestas fuera de ellos, en pocas palabras: copian. Pero no siempre que se copia se tiene éxito. Las personas que siguen sus intuiciones, o como comúnmente se dice: “corazonadas”,  logran el éxito siempre.

Existen muy pocos métodos para alcanzar el estado personal que te conecta y desarrolla tu intuición, pero mi método es estratégico y tiene en cuenta lograr su desarrollo.

Mi asesoramiento en estrategias y previsiones,  utiliza conocimientos de la sabiduría milenaria de las grandes culturas y recientes descubrimientos científicos.

Todos podemos lograr estimular e incrementar nuestra intuición. Es una virtud natural, un mecanismo que se activa en el cerebro y en nuestro sistema nervioso, es una parte del ser humano.

El secreto está en encontrar en qué zona de tu “Mapa de vida” se encuentra para reconocerlo, activarlo, desarrollarlo y potenciarlo de manera estratégica para lograr tus objetivos.

“Ningún científico ha descubierto algo que primero no lo haya intuido”. Albert Einstein.

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest